Recomendados
Home / Consejos SEO / Cuándo debes (y cuándo no) utilizar subdominios para tu web

Cuándo debes (y cuándo no) utilizar subdominios para tu web

subdominios SEO

El uso de subdominios en una estrategia digital es muy importante. Afecta a muchos ámbitos y uno de ellos es el posicionamiento SEO.

Si bien los subdominios no tienen por qué indexarse junto al dominio principal, lo cierto es que sí representan una buena oportunidad para conseguir un posicionamiento óptimo para ciertas palabras clave, que pueden estar entre las principales.

En este artículo vamos a repasar las estrategias óptimas para estos subdominios y aquellas estrategias que, en cambio, desaconsejan su uso.

Cuándo es aconsejable utilizar subdominios

Las landing pages son ejemplos claros de cómo los subdominios pueden ser de gran utilidad. Nos permiten un posicionamiento óptimo para palabras clave principales, utilizando incluso criterios de diseño diferentes.

Las páginas con diferentes idiomas también encuentran un uso práctico de los subdominios, sin embargo aquí hay que valorar bien la situación de cada empresa.

Si los subdominios por idiomas están destinados a usuarios que están en el mismo país, pero necesitan leer nuestro contenido en su propio idioma, entonces sí que es una estrategia válida. Sin embargo, en el caso de que estemos intentando posicionarnos en países diferentes, no es la mejor estrategia.

Cuándo no es aconsejable el uso de subdominios

Una de las prácticas que debe evitarse de una vez por todas, es la utilización de un subdominio específico para móviles. Más todavía cuando recientemente Google ha anunciado que la prioridad de indexación móvil se generalizará a toda la web.

Debemos tener un mismo dominio, adaptado tanto a la versión de escritorio como también a la de móviles. Diferenciar por subdominios solo hará que perdamos fuerza SEO en el dominio principal.

También es importante evitar el uso de subdominios para diferentes secciones o apartados de una web. Hasta ahora en muchas ocasiones se realizaba para distinguir la tienda online o el blog de una empresa.

En el primer caso, el dominio principal debería ser donde se alojase la tienda online, ya que si no perderemos de forma progresiva posicionamiento SEO por ella y por todos sus productos en catálogo.

En el caso de blogs, así como de otros contenidos que también pudieran ser susceptibles de ello, es preferible actuar con carpetas, es decir, segundos niveles dentro de la estructura de la web principal, en los que podemos alojar sin riesgo este tipo de contenido.

Con ello no solo buscaremos el posicionamiento por la carpeta en cuestión, sino que además reforzaremos el SEO del dominio principal.

Scroll To Top